Seguro de protección de pagos

coche

Hoy vamos a ver si interesa contratar un seguro de protección de pagos a la hora de solicitar un préstamo, ya sea el mismo personal o hipotecario, debido a que cada vez más empresas y sobre todo bancos obligan a sus clientes a contratar este tipo de seguros. Es por ello por lo que vamos a ver si los mismos realmente interesan o no.

Seguros de protección de pagos:

Normalmente, este tipo de seguros nadie los quiere contratar, debido a que no son realmente interesantes para el cliente desde un primer punto de vista, pero normalmente las entidades bancarias y algunas empresas están obligando a contratar este tipo de seguros, con el fin de asegurarse el pago. Pero esto hace que el cliente tenga que contratar un producto vinculado más, el cual en muchas ocasiones no quiere contratar realmente. Es decir, que tiene que hacer frente a un gasto superior, ya que como sabemos, todos los seguros deben ser pagados.

Este tipo de seguros de protección de pagos no siempre son obligatorios, aunque si son recomendados. Y es que en el caso de no contratar este tipo de seguros, las entidades bancarias nos pondrán más problemas a la hora de conseguir financiación, mientras que el interés de los mismos será más elevado. Es por ello, por lo que en muchas ocasiones los clientes se ven obligados a contratar este tipo de seguros, con el fin de poder acceder al dinero que necesitan, aunque esto suponga tener que hacer frente a unos gastos más elevados a los esperados.

Es por ello, por lo que a la hora de contratar este tipo de seguro de protección de pagos, lo que tenemos que hacer es negociar bien las cláusulas de los mismos, con el objetivo de aclarar bien las coberturas y conseguir las máximas coberturas, ya que los mismos tenderán a cubrir las coberturas mínimas, cosa que no nos interesa como clientes.

Y es que si miramos bien, podemos ver como en muchas ocasiones este tipo de seguros no cubren a los clientes de pautas comunes, es decir, que en muchas ocasiones no nos van a cubrir cuando realmente los necesitamos, por lo que tenemos que tener muy en cuenta las coberturas a la hora de firmar el seguro, con el fin de evitar tener que pagar un seguro que realmente no nos va a servir para nada.

Pero no solo tenemos que estar atentos a las coberturas del mismo, sino que además tenemos que mirar otros apartados como son el tiempo de carencia, o el importe máximo garantizado. Estos apartados debemos conocerlos, ya que en muchas ocasiones los mismos pueden provocar que finalmente debido a estas cláusulas no podamos acceder a la protección que realmente pensábamos que íbamos a recibir.

Esto quiere decir que los seguros de protección no nos parecen muy interesantes, sobre todo si no los negociamos, ya que ne muchas ocasiones no nos protegen a la hora de no poder hacer frente a las cuotas mensuales del préstamo. Por este motivo, a la hora de contratar los mismos tenemos que mirar muy bien lo que realmente cubre, cuando y durante cuanto tiempo.

También te podría gustar...