Como pedir dinero a mis padres

Como pedir dinero a mis padres, es una de las cosas que muchos hijos desearían de hacer, pero que en muchas ocasiones se hace, ya que es una situación muy incómoda para ambas partes, lo que hace que en muchas ocasiones esta petición de dinero no se realice.

Pero desde aquí queremos animarte a pedir dinero a los padres, siempre y cuando los mismos tengan el mismo para prestarte. Realmente no te estamos recomendando pedir el dinero para no devolverselo, sino que te recomendamos pedir el mismo en concepto de préstamo, con el objetivo de devolverle el dinero poco a poco y según tus necesidades.

Eso sí, tenemos que tener claro que si los padres no tienen liquidez, en ningún caso tenemos que solicitarles dinero, ya que lo más seguro es que se endeuden por nosotros, lo cual no recomendamos, ya que sino podemos hacer frente a dicha deuda, entonces ellos también podrían ser embargados. Es decir que solo te recomendamos pedir dinero en los casos realmente necesarios y sobre todo cuando tengamos claro que los padres pueden prestarnos dicho importe.

Por este motivo, vamos a ver como pedir prestado dinero a los padres:

Para comenzar y antes de nada, es importante tener claro cual es el importe real de dinero que necesitamos.

Una vez que tenemos este apartado claro, el siguiente paso será el de acudir a ver a los padres y exponer el caso en particular. Tenemos que ir siempre con la verdad por delante, para que ellos puedan conocer de primera mano nuestra situación y ayudarnos a resolverla. Esto quiere decir que tenemos que decir para que queremos el dinero, al igual que tenemos que exponer nuestra situación económica. De esta manera, tenemos que decirles que estamos en el paro, el sueldo no da para mantener a la familia…

En segundo lugar, les tienes que comunicar que les devolverás el dinero, es decir que no es una petición, sino que es un préstamo lo que les estás pidiendo. Esto hará que sean más permisivos y por ello tengas más probabilidades de que te dejen el dinero.

En tercer lugar, tu como buen hijo, también te tienes que comprometer a devolver el dinero lo antes posible, con el objetivo de cerrar la deuda con tus padres en el menor tiempo.

En cuarto lugar, si tienes hermanos, puede ser interesante de que los mismos conozcan la deuda que vas a contraer con tus padres, con el objetivo de evitar posibles problemas en el futuro. Normalmente los hermanos no se negarán a que tus padres te dejen dinero, siempre y cuando quede constancia de ello. Además, incluso puede que ellos también se animen y quieran apoyarte en este bache económico.

Finalmente, cuando te presten el dinero, tienes que tener claro que el mismo tiene que ser usado para pagar tus deudas y no gastarlo en caprichos. Sin olvidarnos claro está, en que poco a poco tendremos que ir devolviendo el dinero que se nos ha prestado.

A su vez, tenemos que decir que hay muchas ventajas a la hora de pedir dinero a los padres. En primer  lugar, al tener más confianza, podrán ayudarte mejor. A esto se suma que no te pedirán intereses y si algún mes no puedes pagar, no te van a embargar.

Es por ello, por lo que si eres una persona seria y tus padres o familiares tienen dinero, seguro que te dejarán el dinero sin problemas.

También te podría gustar...