¿ Cuanto cuesta un crédito ?

Si quieres saber cuanto cuesta un crédito, en este ocasión te vamos a dar las pautas que tienes que examinar, para ver cuanto te costará realmente la financiación que quieres solicitar. Y es que antes de nada, tienes que saber que los intereses no serán lo único que nos cobrarán.

Intereses: es uno de los apartados más conocidos y que todo préstamo tiene, salvo alguna excepción. Normalmente el interés se nos suele dar presentado en Tin, aunque en otras ocasiones también se nos ofrece el interés en Tae. Es importante conocer el Tae, debido a que el mismo será el valor que realmente se nos cobrará por el crédito, ya que suma todos los gastos que el mismo tenga.

Comisiones: es otro factor que hará que el Tae superior al Tin. En este caso podemos encontrarnos diferentes tipos de comisiones. La más normal es la comisión por apertura, aunque en otras ocasiones también nos podemos encontrar otras comisiones como la conocida comisión de estudio. Normalmente, cada uno de ellos no supera el 2%, pero hay que tener cuidado con los mismos, ya que pueden aumentar de manera considerable el coste del crédito.

También tendremos comisiones por cancelación parcial o total. Normalmente, si el tiempo de vida del préstamo es inferior a los 12 meses, en este caso el interés suele ser del 0.50%, mientras que si es superior, el mismo será del 1%. Eso sí, dependerá de la linea de crédito que solicitemos.

Intereses de demora: son los intereses que tendremos que pagar si nos retrasamos en el pago de la mensualidad. En este caso, normalmente el interés suele ser muy elevado. Por este motivo, te recomendamos mirarlo y conocerlo antes de firmar el crédito. Decimos esto, ya que casi nunca nos solemos fijar en este detalle, pero es muy importante conocerlo, ya que nunca se sabe cuando podremos retrasarnos en el pago por cualquier motivo.

Vinculación: si pedimos el dinero a la banca, puede que también nos exija vinculación. Esto hará que el coste del mismo sea más elevado, sobre todo si tenemos que contratar productos que no nos interesan, como el seguro de protección de pagos por ejemplo.

Finalmente, como siempre decimos, es muy importante comparar, con el objetivo de contratar el que más se adapta a nuestras necesidades. Y es que para lo que uno puede ser bueno, para otro puede que no lo sea tanto.

Además, si tienes dudas, no dudes en dejarnos un comentario para que te ayudemos. Sino, siempre puedes leer nuestro blog, para encontrar los mejores préstamos.

También te podría gustar...