Financiarse en crisis: ¿Préstamos o Ley de Segunda Oportunidad?

Una de las peores situaciones que puede vivir una persona es encontrarse en situación de impago. A través de muchos estudios se ha demostrado que la gran mayoría de personas que no pagan es porque realmente no tienen solvencia económica. Eso hace que se vean obligadas a situarse en la situación de impago.

Cuando una persona se sitúa en situación de impago, entonces solo tienes dos opciones por las que optar. En primer lugar, puede solicitar un micropréstamo para intentar salir del bache económico. O directamente puede optar por la Ley de Segunda Oportunidad. Con esa opción se puede empezar desde cero. Pero la pregunta es ¿Cuál de las dos opciones es la más adecuada? Vamos a hablar de ambas para que puedas ver cual se adapta mejor a lo que estás buscando.

Qué es la Ley de Segunda Oportunidad

Con la ayuda de los abogados de segunda oportunidad de Kubolegal hemos podido saber que es una opción para comenzar todo desde cero. A esa ley se pueden sumar las personas físicas como los autónomos.

Eso significa que cuando una persona se encuentra en una situación insostenible, se puede apoyar a esa ley para comenzar de nuevo.

Para poder acceder a la Ley de Segunda Oportunidad es necesario realizar los trámites y posteriormente demostrar que se cumplen los requisitos. Si todo es correcto, la ley exonera las deudas. Eso significa que se vuelve a tener una segunda oportunidad.

Los abogados nos comentan que todo está regulado a través del Real Decreto Ley 1/2015. Gracias a la ley, la renegociación de las deudas será más sencillo. No solo se puede negociar la forma de hacer frente al pago, también los plazos de devolución.

Para disfrutar de los beneficios de la ley, se intentará llegar a un acuerdo con los acreedores. Para ello, se pueden entregar los avales o crear un nuevo calendario de pagos.

Si el acuerdo no llega a buen puerto, entonces el juez será el encargado de dictaminar sentencia. En ese caso, el juez evaluará si realmente el deudor se encuentra en situación de insolvencia.

Qué es un micropréstamo

Los mismos también son reconocidos en muchas ocasiones bajo el nombre de préstamos rápidos. Destacan por ofrecer al cliente dinero con rapidez, pero el importe es inferior a los préstamos personales.

La ventaja de esta opción es que se puede conseguir financiación bastante rápida, a la vez que los requisitos para acceder al mismo no suelen ser muy grandes. Para que te hagas a la idea, hay empresas que en tan solo un cuarto de hora conceden el dinero sin problemas.

Son una buena opción para conseguir liquidez de manera urgente, pero es vital tener en cuenta los intereses. En muchas ocasiones pueden llegar a ser realmente elevados.

Requisitos para acceder a la Ley de Segunda Oportunidad

A través de los expertos de Kubo Legal hemos podido saber que para demostrar la incapacidad frente a los pagos es necesario cumplir una serie de requisitos. Los mismos son:

  • No se pueden superar los 5 millones de euros
  • Demostrar insolvencia real a la hora de hacer frente a las deudas pendientes.
  • El deudor siempre debe hacerlo de buena fe. Siempre debe intentar pagar sus deudas antes de solicitar el amparo de la ley.
  • No debe haber cometido delitos.
  • Deberá usar todo su patrimonio para intentar hacer frente a la mayor parte de la deuda pendiente.

Por otra parte, hay que recordar que esta ley permite restructura la deuda cuando sea posible. El objetivo es intentar que la persona afectada tenga opciones de devolver el dinero, aunque eso suponga una restructuración.

¿Cuál de las dos opciones es mejor?

Tomar una decisión no es para nada sencillo porque las dos partes tienen sus puntos positivos y negativos.

Por ese motivo, es vital ponerse en manos de expertos que evalúen la situación de cada uno. Evaluando la situación persona es más fácil realizar una recomendación.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.