Sáb. Jun 22nd, 2024

El año pasado, los españoles tenían previsto gastar en promedio alrededor de 1.887 euros para sus vacaciones de verano, según una encuesta realizada por Cofidis. Sin embargo, solo la mitad planeaba viajar en julio o agosto, y el principal obstáculo citado fueron las restricciones económicas. Pero no te preocupes, hay varias formas de financiar tus merecidas vacaciones y escaparte a la playa, el campo o la montaña. Aquí te presentamos algunas opciones que podrías considerar para hacer realidad tus planes de viaje.

Tabla de contenidos

Ahorra durante todo el año para las vacaciones 2024

la primera idea que nos viene a la mente es ahorrar una cantidad de dinero de forma regular durante todo el año para así tener un fondo destinado a nuestras vacaciones. Un informe realizado por CSA/Franfinance (una rama de Société Générale), publicado en junio de 2018, reveló que un 28% de los ciudadanos franceses ahorran durante más de un año para poder disfrutar de unas vacaciones. El tiempo necesario para acumular esta cantidad varía dependiendo del nivel de ingresos y de los gastos esenciales que se deben cubrir mensualmente, como el alquiler, agua, electricidad, comida, transporte, entre otros.

Según el mismo estudio de CSA/Franfinance, el ahorro a lo largo de un año o más es más común entre los trabajadores (43%) y los grupos socioeconómicos más bajos (37%). Por lo general, el 45% de los franceses solo necesitan algunos meses para completar su presupuesto vacacional. Sin embargo, es importante ser precavido, ya que 7 de cada 10 personas encuestadas incluyen gastos imprevistos (accidentes, robos, averías, etc.) en su planificación financiera.

¿Cuánto están pensando gastar?

  • El 41% planea gastar alrededor de 500€;
  • El 22% tiene previsto gastar entre 500 y 1.000 euros;
  • Un 7% tiene planeado gastar más de 1.000€ (esto incluye al 11% de las personas mayores).

Pide un préstamo vacaciones 2024

Pedir un préstamo rápido para financiar unas vacaciones no es una práctica arraigada en la cultura francesa, según revela un estudio realizado por CSA/Franfinance. Solo el 30% de los ciudadanos consideraría la opción de recurrir a un crédito para costear un viaje. Otro estudio llevado a cabo por Cofidis/Yougov arroja resultados similares: solo el 4% de los franceses emplea esta alternativa para sufragar sus vacaciones, una cifra notablemente menor en comparación con el 11% de los españoles y el 9% de los británicos que lo hacen.

Cuando se les pregunta sobre la posibilidad de utilizar préstamos en el futuro para este fin, el 9% de los franceses manifiesta interés, siendo los jóvenes (especialmente aquellos entre 25 y 34 años) los más inclinados, con un 12% de aceptación. Asimismo, el 47% de los encuestados considera que sería útil solicitar un préstamo personal para financiar un viaje largo, cifra que disminuye al 31% entre los que tienen entre 35 y 49 años, y al 21% entre los mayores de 65.

El concepto de pedir prestado dinero para vacaciones se percibe principalmente como una solución para superar la falta de liquidez o la incapacidad de ahorrar lo suficiente. A pesar de ello, los bancos no escatiman en ofrecer opciones de financiamiento a medida que se acerca la temporada de verano. Muchas entidades proporcionan créditos a tasas preferenciales para este fin.

El crédito vacacional se presenta como un préstamo personal convencional (o crédito al consumo sin necesidad de justificación) que implica el pago de intereses, aunque también puede ofrecer flexibilidad en su utilización. Por ejemplo, es posible realizar pagos anticipados total o parcialmente sin incurrir en penalizaciones por cancelación.

Este tipo de crédito al consumo suele tener un plazo de amortización superior a tres meses y puede otorgarse por montos que van desde los 200 hasta los 75,000 euros. En el caso de que el préstamo esté destinado específicamente al financiamiento de unas vacaciones, es probable que se requieran comprobantes de gastos.

Busca ofertas de vacaciones 2024

En el año 2024, las plataformas de economía colaborativa han cambiado por completo el juego en el sector turístico. El mundo de los viajes y la movilidad ha experimentado una revolución notable, destacando el éxito de actores como AirBnB, que permite el alquiler de alojamientos vacacionales entre particulares, y BlaBlaCar, que facilita el compartir viajes en automóvil.

El éxito de este modelo se sustenta en un principio sencillo: compartir recursos entre individuos para ahorrar dinero. Según el barómetro de Sofinscope llamado “Los franceses y su presupuesto de vacaciones”, la vivienda es el principal sector en el que se busca una solución colaborativa, con un 32% de encuestados que afirman estar dispuestos a utilizarla. Este enfoque colaborativo también es popular en el ámbito del ocio (30%) y el transporte (18%), incluyendo servicios de alquiler de vehículos entre particulares para desplazarse durante las vacaciones.

Estas oportunidades atractivas atraen principalmente a hogares con ingresos inferiores a 2.000 €/mes (60%), jóvenes de entre 18 y 24 años (71%), así como a hogares con niños (60%). Además, se ofrecen créditos de hasta 2000 € para facilitar aún más el acceso a estas opciones.

En cuanto a las preferencias de los franceses en cuanto a costos, el 37% ha optado por vuelos de bajo costo, mientras que casi un tercio está interesado en paquetes “todo incluido”. Un 27% muestra interés en ofertas de último minuto en línea, un 23% considera comprar viajes a través de ventas privadas, y un 22% está atento a ofertas flash de hoteles en internet.

Curiosamente, son los turistas de la región de Isla de Francia (73%) y los hogares con ingresos superiores a 2.000 euros al mes (61%) los que muestran una mayor preferencia por las opciones de bajo costo. Estos datos invitan a reflexionar sobre las preferencias de los diferentes segmentos de la población en materia de turismo y gastos asociados.

Por dinero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *