Como refinanciar deudas de las tarjetas

Hoy vamos a ver como refinanciar deudas de las tarjetas de crédito, debido a que en muchas ocasiones, sobre todo si tenemos más de una tarjeta, puede que no podamos hacer frente a todas nuestras deudas, por lo que puede ser interesante realizar este tipo operaciones, con el fin de centrar toda la deuda en un solo préstamo y conseguir reducir el importe de las cuotas mensuales.

Lo primero que tenemos que saber, es que refinanciar la deuda de las tarjetas a través de la unificación de deudas es posible, aunque esto supondrá que tengamos que pagar más intereses. Esto se debe a que vamos a extender en el tiempo el importe conjunto de nuestra deuda, con el fin de conseguir cuotas mensuales más adquisitivas para nuestros intereses. Es por ello, por lo que al extender la deuda más en el tiempo, el grado de intereses en global será mayor.

En segundo lugar, podemos optar por buscar financiación de la banca, la cual no nos va a poner nada fácil acceder a la misma si ve que tenemos mucho dinero pendiente de pago con nuestras tarjetas. Aún así, no perdemos nada por intentarlo y ver que tipo de préstamo nos ofrecen para este fin.

Por otra parte, si queremos unificar las deudas de nuestras tarjetas, también podemos optar por solicitar el dinero a través de los préstamos por internet.

Para realizar esta operación, ya sea solicitando el dinero a través de internet o del banco, lo que tenemos que tener claro es cual es el importe que necesitamos refinanciar, para solicitar solo el dinero que realmente nos hace falta y no aumentar nuestra deuda.

Una vez realizada esta operación, el siguiente paso será el de comparar entre préstamos. Para ello, no solo nos tenemos que fijar en el interés que se nos cobrará, sino que además tenemos que fijarnos en otros datos como posibles comisiones, vinculaciones o periodos de carencia en caso de que los hubieses. Además, puede ser interesante ver la cuota mensual a pagar, para ver si realmente podemos hacer frente a la deuda o no antes de realizar la refinanciación.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.