Cuidado con los créditos a través de tarjetas

El banco de España acaba de lanzar un mensaje para pedir cuidado con los créditos a través de las tarjetas de crédito, debido a que este tipo de financiación no es para nada económica, pero en muchas ocasiones la usamos por su facilidad.

Riesgo de los préstamos con tarjeta de crédito

El banco de España esta comenzando una campaña para alertar a los consumidores e informarles de los riesgos que tiene este tipo de financiación. Recordando que a este tipo de financiación también se la conoce bajo el nombre de préstamos revolving.

Por regla general, este tipo de créditos destacan por ser de un valor económico bajo, pero con unos intereses elevados, lo cual hace que la devolución de la deuda no sea barata ni fácil.

Este tipo de financiación suele ser ofrecido por la banca como una opción de liquidez rápida o como la financiación de bienes de consumo. Pero como es muy fácil acceder a la financiación, este tipo de créditos con tarjeta cada vez tienen más demanda. Recordando que en muchas ocasiones el consumidor solo lo solicita por su facilidad de acceso, es decir, no conoce las condiciones que está aceptando a la hora de solicitar este tipo de crédito.

¿Cómo son los créditos con tarjetas de crédito?

Uno de los puntos más importantes a la hora de usar este tipo de financiación es el tipo de interés. Es verdad que no todos los créditos tienen el mismo interés, pero si que coinciden en que suelen ser bastante elevado. Para que te hagas a la idea, el interés medio anual se sitúa en el 19.95%. Esto significa que hay intereses más elevados y ligeramente inferiores a esta cifra.

Como puedes ver, el interés no es para nada elevado, lo cual hace que la cuota mensual sea elevada. Pero el interés puede ser todavía más elevado si no podemos hacer frente a una cuota, en cuyo caso los intereses ascenderán todavía más.

Ejemplo de préstamo con tarjeta de crédito

Supongamos que solicitamos a través de una tarjeta de crédito 6000 euros. Teniendo en cuenta el interes medio del 19.95% y una devolución a 2 años, esto supone que tendremos que pagar solo en intereses 1355 euros. Esto supone que tendremos que pagar una cuota mensual de 300 euros.

Si queremos pagar una cuota de 150 euros, entonces tendremos que estar pagando 5 años y pagaremos en concepto de intereses 3939 euros. Como puedes ver, los préstamos a través de las tarjetas no son baratos. Es por ello por lo que antes de usar este tipo de financiación te recomiendo comparar y optar por opciones mucho más económicas.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *