Crisis económica 2020

Ya estamos inmersos en la nueva crisis económica 2020. Esta nueva crisis comenzó de la mano del Coronavirus, pero todo indica que el problema dejará de ser el virus y pasará a ser económico. Si todo sigue así, la crisis del virus pasará a los mercados y finalmente pasará a la vida cotidiana del ciudadano, tal y como suele pasar en la gran mayoría de crisis económicas.

¿Cuáles podrían ser las consecuencia de la crisis económica 2020?

De momento nadie lo sabe porque todavía estamos entrando en ella, pero si leemos el mercado, esto podría indicarnos que podría ser bastante grave. Hay que tener en cuenta que la crisis anterior en nuestro país todavía muchas partes de la sociedad no la han terminado de superar, lo que significa que sería una encima de otra. Es decir, los que más podrían sufrir la crisis una vez más son los más desfavorecidos y luego los trabajadores.

Otro de los grandes problemas, si es que el virus no va a más es que la economía tal y como la conocemos a día de hoy tendría que cambiar para evitar que en el futuro las alarmas o virus puedan hundir todo tan rápidamente. Todo esto nos está demostrando que la economía global es demasiado débil, por lo que hay que tomar medidas si no queremos que estos problemas cada vez vayan a más.

Por supuesto, la falta de inversión, la caída del turismo… todo esto hará que la economía de a pie caiga con fuerza y en consecuencia los despidos no tardarán en llegar. Esto significa que todo esto podría provocar un aumento del paro, sobre todo en países con una economía laboral débil como es España. No se sabe cuanto podría caer el paro, pero podría suceder algo parecido a lo que pasó en la anterior crisis, es decir, el paro se podría disparar de manera muy importante.

Las medidas que tenía pensado el gobierno lanzar se tendrán que retrasar, ya que no se pueden subir los impuestos en plena caída económica. Un ejemplo lo podríamos ver en el impuesto a las autovías, el cual se tendrá que cancelar si no se quiere penalizar todavía más a la economía. El impuesto a la matriculación también se debería cancelar o la caída de venta de coches podría ser más importante.

Por supuesto, no todo será malo, siempre hay personas que saldrán ganando con esta caída bursátil. Se estima que cuando se llegue al suelo, los precios serán muy bajos, por lo que se presentará una gran oportunidad de compra y en consecuencia muchas personas verán como los beneficios no tardarán en llegar. Por supuesto, como en otras crisis económicas, se estima que muchas personas podrán subirse al carro de los nuevos ricos. Y es que si hay algo que provocan las crisis, es desigualdad.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *