Mar. Jul 23rd, 2024



Hoy vamos a ver si es interesante o no pedir un préstamo para nuestras vacaciones, ya que muchas familias se están planteando esta situación debido a la situación económica de las mismas.


En primer lugar, tenemos que decir que no podemos daros una respuesta directa, sino que la misma deberá ser buscada por vosotros. Lo que si podemos decir, es que las vacaciones de este año no volverán nunca más, a la vez que siempre tenemos la oportunidad de buscar las características de este tipo de préstamos antes de dar un no rotundo a las vacaciones de este año. Y es que financiar unas vacaciones dependerá del tipo de interés que consigamos, el importe que necesitemos para las mismas y sobre todo de la cantidad mensual que tengamos que pagar mes a mes del préstamo.
Lo que si se recomienda, es que si financiamos nuestras vacaciones, las mismas sean financiadas con un tope máximo de 12 meses. Esto lo recomendamos por dos motivos. En primer lugar, porque de esta manera no tendremos que afrontar unos intereses demasiado elevados, mientras que en segundo lugar, si financiamos a más de un año, estaremos hipotecando también las vacaciones de los siguientes años, lo cual no es para nada interesante.
De esta manera, una vez que sabemos esto, cogemos los datos económicos de nuestra situación económica y nos ponemos a buscar diferentes préstamos para vacaciones, sabiendo que a través de internet vamos a conseguir préstamos con un tipo de interés menor para financiar nuestras vacaciones.
Por otra parte y siguiendo las recomendaciones de ADICAE, lo mejor que podemos hacer, es no solicitar préstamos que nos conlleven a presentar aval alguno, a la vez que nunca podemos hipotecarnos en un préstamo de vacaciones superior a nuestras posibilidades, es decir, que antes de aceptar tendremos que estar seguros de que vamos a poder hacer frente al pago mensual del mismo.
Una vez que nos lanzamos a pedir el préstamo vacaciones, tendremos que mirar el que más se adapta a nuestras necesidades. Es decir, que no solo tenemos que mirar el tipo de interés, sino que tenemos que mirar las comisiones, y sobre todo intentar contratar productos que no tengan vinculaciones, ya que esto hará que el préstamo sea más grande de lo previsto.

Una vez dicho esto, ya solo hace falta contratar el préstamo de vacaciones que más se adapta a nosotros y disfrutar de nuestras vacaciones.

Por dinero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *