5 principales errores al contratar un préstamo

Hoy vamos a hablar de los principales errores al contratar un préstamo. Y es que gracias a que la economía va mejorando, el grifo del crédito se ha vuelto a abrir, de aquí que la financiación cada vez sea superior. Si tu estás pensando en solicitar un préstamo, te invito a estar atento a los siguientes errores comunes, con el fin de que no los cometas tu también.

No tener en cuenta el Tae del préstamo

Uno de los principales errores es no tener en cuenta el Tae y si tener en cuenta el Tin. Recuerda, muchos de los préstamos te serán expuestos a un interés Tin, con el fin de que el mismo pueda parecer más económico de lo que es. Pero para poder realizar una buena comparación, es importante que uses la Tae (Tasa Anual Equivalente). No olvides que la Tae es el coste total del crédito, mientras que el Tin es el precio que cobra el banco o la empresa por prestar el dinero.

El préstamo no deberá superar el 40% de los ingresos

Si no quieres tener problemas económicos, la cuota mensual del crédito en ningún momento deberá superara el 40% de tus ingresos. Esto se conoce bajo el nombre de tasa de esfuerzo o tasa de endeudamiento.

Esto se recomienda tener en cuenta con la suma de todos los créditos, ya sea personal, de coche o hipotecario. Es más, muchos expertos recomiendan que la tasa de esfuerzo no sea superior al 30% para poder superar problemas económicos con mayor facilidad y poder tener una mayor grado de ahorro.

Conoce todas las comisiones

Es importante que a la hora de firmar conozcas todas las comisiones que vas a tener que pagar. No solo debes fijarte en las comisiones de apertura o cierre, sino que debes fijarte en otras cosas como las comisiones por cancelación anticipada, por retraso en el pago… Recuerda, es importe conocer toda la información del crédito para no llevarte sustos en el futuro.

Cuidado con las vinculaciones

Muchos bancos a cambio de un interés más competitivo te obligarán a aceptar vinculaciones. Ten mucho cuidado a la hora de firmar, sobre todo porque en ocasiones puede ser más interesante no vincularte aunque esto suponga tener que pagar un interés ligeramente superior. Evalua todas las posibilidades y asegúrate que vas a poder cumplir la vinculación para no tener que pagar penalizaciones.

Siempre debes solicitar el dinero que necesitas

Haz cuentas y mira cuanto dinero necesitas. No cometas el error de pedir más dinero del que necesitas realmente. Es un error más común de lo que parece. Y es que si pides más dinero del que necesitas realmente, entonces tendrás que hacer frente al pago de intereses de un dinero que realmente no vas a usar.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *